Fiesta de la Madre de Dios de Pallerols

El tercer fin de semana de septiembre se celebra la fiesta de la Virgen de Pallerols, patrona de nuestro pueblo. Según cuenta la leyenda, unos pastores o acarreadores encontraron la imagen de la Virgen al lado de una fuente del camino del Ròssec, en la montaña de Pallerols. Entonces, la bajaron al pueblo, pero se dice que la imagen volvió al lugar donde la habían encontrado. Por este motivo, se le erigió una pequeña capilla al pie de la cual sale la fuente. Con motivo de esta fiesta, se hacen actividades religiosas como el peregrinaje al santuario, las novenas y el canto de los gozos que alaban la Virgen. Pero la fiesta de Pallerols destaca, sobretodo, por el adorno que se hace de las calles por donde pasa la procesión. Durante el domingo por la mañana, temprano, las calles del pueblo se llenan de gente que, con una actividad frenética, crea pequeñas obras de arte aprovechando el serrín i el caragolillo (tan abundantes en el pueblo por las fábricas de muebles). Estos materiales tintados de colores y representando diversas formas, se convierten en alfombras efímeras que llenan de alegría, de fiesta i de visitantes las calles del municipio.

Desde hace algunos años, los vecinos de la calle “Verge de Pallerols”, pretenden recuperar la celebración tradicional. Por este motivo, el sábado anterior al domingo de las alfombras, los vecinos de la misma calle (con colaboración del Ayuntamiento) organizan juegos, actuaciones infantiles, chocolatada, reparto de “cremat”, concierto de habaneras, etc., que junto con los actos religiosos que organiza la parroquia, resulta una festividad de lo más lucida.